Agua

El agua siempre presente en Letur, para regar, beber, lavar y refrescarse, función que cumplían, en otros tiempos, los pilares repartidos por todo el pueblo, haciendo que el preciado líquido llegara a todos los hogares.

Todavía algunas de estas fuentes, como el pilar de la calle Llana, muestran orgullosas las piedras desgastadas por el uso que servían para poner el cántaro; “Tanto va el cántaro a la fuente…..”. El agua bulle y canta por las callejuelas de Letur a través de su alcantarillado moruno, que riega los huertos en el peñasco, ¡que labor la de los moros que engrandecieron Letur y lo hicieron próspero!.

Podemos disfrutar de innumerables acequias, malecones, pilares, fuentes, charcos, balsas, ramblas y arroyos. ¡Letur es agua, y el agua nace, corre y vive en este verde valle!

La Villa de LETUR está situada en un hermoso paraje a cuya belleza ya alude en 1578 la Relación topográfica de Felipe II:

…pueblo fresco y deleitable, alegre y de mucho agua y frescuras, de yedras y vidarras y zarzas y otros muchos que no son de fruto…”

Galería de fotos


Comparte esta página en redes sociales: